Una de las primeras cosas que renovamos al cambiar de temporada son los zapatos, y ya comenzamos a ver en un mismo metro cuadrado sandalias y botines.